¿Quiénes Somos?

La Red Universitària és una propuesta de professores de Universidad vinculados a la formación del profesorado.

En estos momentos participan unos cincuenta docentes de 16 universidades españolas en esta red cuyo objetivo es transmitir el legado de los MRP que surgieron al final de la dictadura y hoy día siguen operando en buena parte del territorio.

“Las personas que integran la Red asumen el compromiso —que ya se viene realizando desde hace tiempo por varios de sus integrantes— de integrar en sus clases (de manera presencial u online) la participación de miembros de los Movimientos de Renovación Pedagógica para que su alumnado conozca qué son los MRP, sus realizaciones y sus propuestas, de manera que el conocimiento de sus planteamientos y de sus experiencias se garantice en la formación inicial de cualquier titulación de Educación, incluido el Máster de Formación de Profesorado de Educación Secundaria”, aseguran.

Otro de los propósitos de la Red es “servir como herramienta de contacto y de intercambio de información entre cátedras y fundaciones que se dedican al estudio y la promoción de la renovación pedagógica y el cuestionamiento de la innovación pedagógica de marketing, así como para que las personas que integran la Red tengan la posibilidad, también, de intercambiar experiencias e iniciativas, así como sus publicaciones y proyectos sobre renovación pedagógica”, precisan.

Por otra parte, este colectivo se integrará y colaborará con la red internacional de Renovación Pedagógica Convergence(s) pour l’Education Nouvelle, continuación de la Ligue internationale pour l’Éducation nouvelle, creada en 1921, que reúne a entidades y federaciones de renovación pedagógica de distintos países.

La renovación pedagógica nace ya cargada del mejor utopismo pacifista. No se pueden entender las propuestas de la Escuela Nueva si se ignora su anhelo de superar la I Guerra Mundial y evitar que vuelva a repetirse. Es emocionante ver la capacidad que se atribuye a la contribución del profesorado —Pere Rosselló, que fue muchos años director adjunto de la Oficina Internacional de la Educación- sostenía que «la salvación política del mundo está en manos de los educadores»— y el transcendental papel de la infancia desde la perspectiva de una educación nueva: «El niño, entonces, nos promete la redención de la humanidad», como afirmara María Montessori. Y ahí están las propuestas de hace un siglo para avanzar en la construcción de la paz desde la educación: la referencia en las escuelas a las grandes realizaciones colectivas en favor de la paz, a las personalidades pacifistas y a las ideas fundamentales acerca de la paz y la violencia; el estudio crítico y objetivo de las noticias internacionales a través de los medios de comunicación; la correspondencia interescolar e intercambios con centros de otras naciones: el «internacionalismo infantil» o «internacionalismo escolar», en palabras de Luis Álvarez Santullano, el secretario de las Misiones Pedagógicas. El hecho de que la población asista pasiva y acríticamente al escenario que se presenta, adormecida por gobiernos culpables, indiferentes o cobardes, muestra un fracaso educativo. Desde nuestras escuelas no hemos sabido convertir a los seres humanos en protagonistas de la historia, tal y como planteara Freire. La renovación pedagógica o contiene en sí la rebeldía contra la guerra y el anhelo de paz o no es renovación pedagógica.